10 motivos por los que tienes que tomar el sol

Publicado por Alex en

El sol, el astro rey, venerado por  diferentes culturas a lo largo de la historia.

“Es de fácil apreciación que el Sol ha sido objeto de reverencia en todas las culturas antiguas. Lo encontramos en América, Japón, India, Egipto, África, Europa… Es algo universal. Incluso aún hoy mantenemos costumbres que vienen de antiguos cultos solares: el encender una velita para pedir protección o rogar por el bien de alguien, el hacer hogueras en algunas fiestas tradicionales, etc.”

 

Imagen Daoudi Aissa

Ahora, en la situación de estado de alarma que nos encontramos en España, debido a la crisis del nuevo coronavirus COVID-19 nos hemos visto limitados a salir al exterior, justo en el comienzo de la primavera. Ahora que es cuando, tras el invierno, los días empiezan a notarse más largos, y el sol ya aparece más a menudo, no podemos disfrutar del astro rey.

Se nos ha recordado la importancia del ejercicio para mantenernos activos, y se nos han dado pautas para ejercitarnos en casa. Sin embargo, la exposición al sol también es de importancia para la salud.

¿Qué beneficios tiene la exposición al sol?

1. Vitamina D :Es uno de los beneficios más populares derivados de la exposición solar. Los rayos ayudan a producir vitamina D en la piel, una vitamina esencial para la salud de tus huesos y dientes ya que favorece la mineralización del sistema óseo, favorece la absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evita su pérdida en el riñón. Sin embargo la exposición a la luz solar no es suficiente para sintetizar la vitamina D necesaria para la salud en determinados grupos de población.

2.Ayuda a mejorar tu piel: Está demostrado que tomar el sol ayuda a combatir algunas enfermedades de la piel como el acné o la psoriasis. Para ello la exposición solar debe ser controlada, a primera hora de la mañana o última hora de la tarde y sin sobrepasar los treinta minutos diarios. La piel se equilibra y mejora su aspecto a partir de la primera semana.

3.Te predispone a estar de buen humor : Los rayos UV aumentan la producción de la serotonina, un neurotransmisor relacionado con la sensación de bienestar que también interviene en la regulación del sueño, la temperatura del cuerpo y la conducta sexual. Sin suficiente exposición al sol, sus niveles de serotonina pueden disminuir. Los bajos niveles de serotonina están asociados con un mayor riesgo de depresión mayor con el patrón estacional (anteriormente conocido como trastorno afectivo estacional o TAE). Esta es una forma de depresión provocada por las estaciones cambiantes. La serotonina se asocia con mejorar el estado de ánimo y ayudar a una persona a sentirse tranquila y concentrada.

 

Imagen Melissa Askew

4.Estimula tu sistema inmune: Numerosos estudios concluyen que el sol es capaz de aumentar el número de linfocitos. Los efectos de la luz solar, particularmente la radiación UV, en la biología celular de la piel, así como en el sistema inmune se han descrito en detalle. Uno de sus efectos más importantes es la inmunosupresión inducida por los rayos UV, una respuesta inmune defectuosa provocada por la radiación UV que afecta primero a la piel y luego a todo el cuerpo.

5.Regula tu metabolismo: Los baños solares tienen un efecto positivo sobre las glándulas tiroideas y la hipófisis, ayudando a una correcta regulación de la secreción hormonal. Además, regula el metabolismo de la glucosa, reduciendo su concentración en sangre.

6.Equilibria el colesterol: La luz solar contribuye a metabolizar las grasas. Aunque parezca extraño, las personas que viven en climas soleados presentan menos incidencia de padecer enfermedades cardiovasculares. Se ha comprobado que los niveles de colesterol son menores en verano, en parte porque la luz UV es necesaria para metabolizar el colesterol, y cuando tomamos el sol disminuye el nivel de colesterol. Algunos estudios d que mantuvieron a los ratones con dietas altas en grasas mientras estaban expuestos al espectro de luz ultravioleta que se encuentra en la luz del sol, obtuvieron que  a largo plazo se suprimió significativamente el aumento de peso, la intolerancia a la glucosa, la resistencia a la insulina, las medidas de la enfermedad del hígado graso no alcohólico; y niveles séricos de insulina en ayunas, glucosa y colesterol. 

7.Disminución de la presión en sangre: La exposición solar provoca una vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre en la piel, disminuyendo los valores de presión arterial. En un estudio aquellas mujeres con hábitos activos de exposición al sol tenían principalmente un menor riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) y muerte sin cáncer / sin ECV en comparación con aquellas que evitaban la exposición al sol.

De nuevo, este fenómeno se explica por el rol que juega la vitamina D en nuestro organismo, ya que cuando los niveles de esta aumentan, disminuyen los niveles de hormona paratiroidea, encargada de liberar el calcio de los huesos y regular la presión sanguínea.

Imagen unsplash-logoNathan Dumlao

8.Previene el cáncer:  Recientes estudios han encontrado que la luz solar ayuda a proteger no sólo del cáncer de mama y colon, también frente a otros tumores como el de ovario, vejiga, útero, estómago, linfomas y próstata.

9.Mejora la calidad del sueño: El efecto de los rayos UV sobre otra hormona, la melatonina, se hacen notar en verano. Los niveles de melatonina, encargada de regular el ciclo de sueño, en sangre son más altos durante la noche, cuando no hay luz. Cuando hay luz, la melatonina desciende y nos sentimos más despiertos y activos. Por lo que si quieres aprovechar al máximo las horas del día, nada mejor que aprovechar los efectos despertadores de la luz del sol.  Por la noche, una iluminación más oscura provoca que el cerebro produzca otra hormona llamada melatonina . Esta hormona es responsable de ayudarlo a dormir.

10.Mejora del rendimiento cognitivo y la productividad: La exposición solar se asocia a una mejora de la función cognitiva e incluso hay estudios que la relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o demencia. Las posibles causas fisiológicas del efecto de la luz solar sobre el estado de ánimo son a través de los núcleos supraquiasmáticos y se evidencian por la regulación de la serotonina y la melatonina y sus asociaciones con la depresión. La función cognitiva involucrada en estas mismas vías podría verse afectada potencialmente por la exposición a la luz solar (estudio)

¿Cuánto puedo exponerme a la luz solar?

Según el siguiente metaanalisis:

En la actualidad, la pregunta “¿cuánta luz solar necesitamos?” Es difícil de responder. Incluso desde el punto de vista de la prevención del cáncer de piel y evitar la suficiencia de vitamina D, la respuesta es compleja. Con respecto a otros efectos biológicos de la luz solar, como la inmunosupresión, la síntesis de NO, serotonina y melatonina, es aún más difícil estimar una “exposición solar saludable”.

La recomendación es Según la  Organización Mundial de la Salud (OMS),  pequeñas cantidades de exposición solar (directa, no a través de un cristal) en verano y primavera es suficiente si nos da el sol en brazos y cara durante 10-15 minutos al menos 3 veces a la semana .Más allá de este tiempo, hay que usar protector solar.

Espero que en tu casa dispongas de un lugar donde poder recibir una pequeño baño de sol. El mío te lo dejo en esta foto.

Mi rincón solar

Si quieres recibir todas las actualizaciones suscríbete a la newsletter