¿Estás comiendo demasiado?

Publicado por admin en

Una de las premisas más repetidas para la perdida de peso es que “quizás comas más de lo que necesitas”. Sin embargo, yo prefiero decir que “ te estás moviendo menos de lo que necesitas”.

Suele ocurrir que de manera general, la gente sobreestima su gasto, y subestima su ingesta.

La Encuesta de salud de 2008 para Inglaterra pidió a los adultos que recordaran cuánta actividad física habían realizado durante las cuatro semanas anteriores. Una submuestra de los adultos usó un acelerómetro durante la semana siguiente a la encuesta.

Los datos  mostraron que ~ 40% de los hombres y ~ 30% de las mujeres cumplieron con las recomendaciones mínimas requeridas para la actividad física, pero los datos del acelerómetro contaron otra historia: solo el 6% de los hombres y el 4% de las mujeres realmente cumplieron niveles recomendados de actividad física. 

También puede ocurrir que tengas bajos niveles de NEAT, es decir, aquel gasto que generas por aquello que no es ejercicio. Los otros componentes de tu metabolismo están más o menos establecidos y no puedes hacer mucho para cambiarlos, el NEAT es el único componente que puede cambiar. Y después de la masa libre de grasa, la mayor parte de la variabilidad que vemos en el gasto de energía entre individuos se debe a los diferentes niveles de NEAT que pueden variar hasta 2000 calorías por día.

La persona promedio solo participará en unas pocas horas de ejercicio intencional por semana.

Y a menos que sea un atleta profesional, el ejercicio no hará una gran diferencia en su gasto de energía semanal.

Lo vas a ver mejor representado es esta imagen

Fuente : https://physiqonomics.com/slow-metabolism/

Para que veas cuanto puede variar tu metabolismo según el tipo de actividad laboral que realices, observa esta imagen.

¿Que ha ocurrido desde nuestros ancestros primitivos?

En la antigüedad, el ser humano tenía que buscarse las habichuelas para todo, tenía que cazar, tenía que recolectar, buscar cobijo, incluso construirse su propia casa. Todo ese trabajo que realizaba, era a costa de una alta demanda energética. Sin embargo, ahora tenemos todo a nuestro alcance. Casas fabricadas, supermercados que nos llevan la comida a casa, incluso cada vez realizamos menos tareas del hogar. Gracias a la tecnología no necesitamos ni pasar el aspirador.

Te dejo este increíble video, y piensa por un momento el gasto de energía que tiene el individuo del mismo.

Así que, a lo mejor tienes que evaluar ¿cuánto te mueves en el día a día? y empezar a poner remedio de manera fácil y sencilla.

Te propongo algunos ejemplos.

  1. Si vives en un edificio, olvida el ascensor.  Utiliza siempre las escaleras.
  2. Idem si trabajas en un edificio, siempre andando al piso de la oficina.
  3. Camina más. Utiliza menos el coche, o si es necesario que lo uses, intenta apacar algo más lejos, no busques sitio en la misma puerta. Y si lo dejas en el aparcamiento, recuerda: USA LAS ESCALERAS.
  4. Vete andando a la compra, utiliza un carro de comprar para transportar lo que hayas adquirido.
  5. Pasea durante los fines de semana, obligaté a salir al menos entre 30 a 60 minutos.
  6. Una opción muy recomendable es tener un perro. En seis estudios publicados entre 1950 y 2019 tener un perro se asoció con una reducción del riesgo de muerte del 24 por ciento . Yo no puedo dejar de ver la relación directa, si tienes perro pasearás más, y por tanto tu salud mejora.

Estas son algunas recomendaciones sencillas y que puedes llevar a cabo sin un gran esfuerzo.

¿A que estas esperando?


Fuentes consultadas:

The TRUTH about your slow metabolism

La gente que tiene perros vive más tiempo